Natalia ha estrenado lentillas y disfruta de una nueva libertad

Natalia está feliz de haber solucionado sus problemas usando lentillas diarias


Natalia - 32

Natalia es auxiliar de un médico de familia y tiene dos hijas. Les gusta salir a pasarlo bien los fines de semana y cocinar juntas. También le encanta ver películas en familia.

El comienzo de una etapa: sus primeras lentillas

Natalia comenzó a usar lentillas a los doce años. Antes usaba gafas, pero en la adolescencia comienzó a tener en cuenta su aspecto y decidió usar lentillas. Las gafas tampoco le parecían cómodas. Tardó un poco en acostumbrarse a las lentillas, pero lleva veinte años usándolas.

¿Ha tenido algún problema?

Nunca le han dado ningún problema. Lo único es que a veces le daba algo de pereza limpiar correctamente las lentillas mensuales. Natalia sabe que la higiene es primordial y que tiene que lavarse bien las manos y limpiar las lentillas a fondo porque una simple mota de polvo puede causarle irritación o quemazón. No siempre lo hace como como debe y no sabía que no estaba aprovechando al máximo sus lentillas debido a su propia pereza. Más adelante, el especialista de la óptica le dijo que debía tomarse más en serio la limpieza de las lentillas.

‘ Las lentillas diarias son ideales, porque las tiras después de usarlas’

¿Ha vuelto Natalia al buen camino?

La verdad es que no, ¡a preferido cambiar y usar lentillas diarias! Es muy poco disciplinada y para los que son como ella, las lentillas diarias son más adecuadas, porque solo tienes que desecharlas después de usarlas.

¿Le causan problemas las lentillas?

Nunca, la verdad. A veces también compra lentillas de colores graduadas. Natalia tiene los ojos castaños, pero cuando usa lentillas de color gris, aparentan un azul muy natural.

Natalia ha estrenado lentillas y disfruta de una nueva libertad

¿Alguna recomendación?

Natalia se aconstumbró a ellas tan rápidamente que usarlas se conviertió en algo natural. Y las encuentra mucho más prácticas que las gafas, sobre todo a la hora de hacer yoga. No obstante, también le gusta usar las gafas cuando vuelve a casa después de un duro día de trabajo.

Más historias